Lía Custom Guitars Tu sólo imagínala, nosotros la hacemos realidad

80 años de evolución. La historia de la guitarra eléctrica

Como todos los grandes inventos la guitarra eléctrica nace de una necesidad, la necesidad de sonar con más volumen. No podemos atribuir a una sola persona la invención de la guitarra eléctrica, ya que distintos músicos e ingenieros trabajaron independientemente evolucionando el instrumento para lograr el mismo fin, que las guitarras pudiesen ser amplificadas.

A principios de los años 20, con la música jazz en auge, surgieron orquestas de baile y bandas de jazz en las que la guitarra acústica pasó a ocupar un segundo plano, como instrumento de acompañamiento, ya que los instrumentos como trompetas, pianos y saxofones, terminaban por ahogar su sonido.

Intentando solucionarlo, Lloyd Loard, ingeniero de la marca Gibson, empezó a trabajar en la idea de un imán que se pudiera acoplar a un cuerpo de una guitarra tradicional. En 1924 consiguió diseñar una pastilla acoplable a una guitarra acústica, que servía para recoger las vibraciones de la cuerda y transformarlas en pulsos eléctricos. Lloyd ofreció su invento a Gibson, que para aquel ya no contaba con Orville Gibson ya que había abandonado la marca por no estar de acuerdo con el rumbo que estaba tomando, y esta la rechazó porque no estaban interesados en producir instrumentos eléctricos.

Lloyd Loard continuó desarrollando su invento y en 1933 comenzó a vender guitarras, mandolinas y teclados eléctricos con su propia marca, Vivi-Tone. No tuvo mucho éxito ya que encontró pocos compradores para sus instrumentos.

Pero, ¿cuál fue el primer instrumento musical eléctrico? Fue una guitarra hawaiana eléctrica obra de Beauchamp y A. Rickenbacker creada en 1931, a la que apodaron “Frying Pan” porque tenía forma de sartén. Estaba hecha de materiales metálicos y tenía una pastilla electromagnética. Es la antecesora de las guitarras eléctricas actuales.

Frying Pan, 1931

Tras la aparición de la “Frying Pan” y su éxito, Gibson empezó a trabajar en modelos de guitarra eléctrica partiendo del diseño de las guitarras españolas. En 1936 sacaron la Gibson ES150, las guitarras de este tipo tuvieron un gran éxito, pero tenían un problema, al ser huecas las vibraciones (“overtones”) provocaban un “feedback” (retroalimentación) que hacía que el sonido se distorsionase.

Gybson ES150, 1936

Hacia 1940 Les Paul, guitarrista de jazz e ingeniero de sonido, ideó la forma de acabar con este “feedback” con un cuerpo sólido que impedía estas vibraciones. “The Log” como la llamó estaba hecha con madera de pino y el mástil y otras partes de una guitarra Gibson; no tenía una forma muy estética pero cumplía con su función solucionando el problema.

The Log, 1940

Les Paul quiso venderle su idea a Gibson, pero se negaron a comercializarla porque creyeron que no iba a tener éxito.

En 1950, Leo Fender se inspiró en la guitarra de Les Paul y empezó a comercializar la “Fender Broadcaster”, que dos años después cambiaría su nombre a “Fender Telecaster”. Podemos decir que esta es la primera guitarra eléctrica hecha en serie; con un cuerpo sencillo, robusto y de fácil fabricación pudo abaratar los costes de producción y hacer más asequible el precio final al consumidor final, lo que abrió mucho el mercado de este tipo de guitarra.

Fender Broadcaster, 1950

En 1952, Gibson se asoció con Les Paul para crear el modelo más famoso de la compañía, la “Gibson Les Paul”, en respuesta al éxito cosechado por la “Broadcaster” de Fender. En este modelo de Gibson introducían diseño y una fabricación más artesanal. Este modelo fue evolucionado por Les Paul durante los años posteriores.

Les Paul, 1952

En 1954, Fender saca el modelo, que probablemente es el más famoso de toda la historia de la guitarra eléctrica, la “Fender Stratocaster”, que sigue vendiéndose en la actualidad. En este modelo Fender introduce una pastilla más, hasta este momento tenían una o dos, lo que permitía combinarlas de diferentes maderas obteniendo distintos sonidos, introdujo un nuevo sistema de vibrato patentado por Leo Fender, su sonido amplificado era más limpio y nítido que el de la “Les Paul”, además de ser más barata. Durante las décadas posteriores grandes guitarristas del Rock&Roll (Hank Marvin, Richie Blackmore, Hendrix,Eric Clapton o Jeff Beck) emplearon la Fender Stratocaster.

Stratocaster, 1954

En 1965 Leo Fender vendió la empresa, durante unos años siguió ligado a la marca como asesor, con el paso de los años los instrumentos fueron bajando su calidad progresivamente, lo que le llevó a dejar la empresa que había fundado.

Durante las décadas de los 70 y los 80 las guitarras de Gibson, Fender o Rickenbacker eran muy caras para la mayoría de los consumidores lo que llevó a que comenzaran a aparecer copias, de peor calidad pero de un precio muy inferior. Al principio estas copias no suponían una amenaza por su baja calidad, pero a medida que fueron mejorando, comenzaron a tener un problema con la competencia. Para abaratar la producción Fender comenzó a fabricar en México y en Corea, estas guitarras tenían un precio inferior a las fabricadas en U.S.A.

Paralelamente surgieron otras compañías que desarrollaron sus propios diseños de calidad, como los japoneses Ibanez.

Actualmente hay gran número de fabricantes de guitarras de alta calidad, tanto manufacturadas como de producción en serie. El “hardware” se ha seguido evolucionando para adaptarlo a diferentes estilos de músicos. Se está experimentando con diferentes materiales para el cuerpo pero manteniendo la guitarra tradicional como base.

”Siempre he pensado que lo bueno de la guitarra no lo enseñan en la escuela”. JIMMY PAGE.

Para seguir conociendo curiosidades sobre el mundo de las guitarras sigue atento a nuestro blog.

Ana Vilas Varela CEO de Lía Custom Guitars S.L.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *